La BBC y las televisiones españolas, dos polos opuestos

Publicado: 15 febrero, 2011 de Abraham Bernabéu en Abraham Bernabéu
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Comparativa de la BBC con las cadenas de televisión españolas

PR10160211 / ABRAHAM La cadena de televisión inglesa BBC puede presumir de ser una de las televisiones con unos valores editoriales más completos y de ser, posiblemente, una de las que más respeto muestran hacia su propio libro de estilo. Bien sabido es que las comparaciones son odiosas, y en un hipotético combate entre la BBC y las televisiones españolas, la cadena inglesa vencería por K.O. en el primer asalto. Sin llegar a tal extremo, paso a comparar, de manera individual, cada una de las cadenas españolas con la BBC.

TVE: Televisión Española depende del gobierno de turno que, al ser una cadena pública y estatal, maneja a su antojo los contenidos de la corporación RTVE. Este manejo no se limita a la programación, también a los periodistas que participan en ella. Desde que comenzó su andadura el canal estatal, en tiempos de Franco, hasta la actualidad, los diferentes gobiernos, en mayor o menor medida, han utilizado TVE como herramienta al servicio de sus intereses.

Haciendo otras similitudes con los valores de la BBC, también respetan al máximo el horario de la programación respecto a la infancia. Prueba de ello es que durante el horario infantil no existen expresiones malsonantes ni contenidos que puedan afectar lo más mínimo a los menores.

Puntuando de 1 a 5 su parecido con la BBC, la nota para TVE sería un 2 sobre 5 en el cómputo global.

Canal 9: De todos los canales a analizar, este será el más sencillo de clasificar. Para empezar, la responsabilidad profesional y la objetividad a la hora de tratar los temas de interés público brillan por su ausencia. Dichos valores, en principio los más importantes, y más en una televisión pública, no son respetados de ningún modo. La manipulación de contenidos a favor del gobierno que la subvenciona es demasiado evidente, hasta el punto de que distintos organismos tales como partidos políticos, sindicatos o asociaciones independientes de cualquier organismo han denunciado reiteradamente el uso que la Conselleria hace de la televisión pública valenciana. El contenido de los informativos es totalmente partidista, tanto en el orden de las noticias como en el modo de enfocarlas, el sesgo en los contenidos no se circunscribe únicamente a los informativos, también a los programas de debate político y de actualidad. Además hacen excesiva propaganda de actos promocionales del gobierno, tales como inauguraciones de infraestructuras y eventos patrocinados por la Generalitat, a la vez que silencian hechos reprobables y vergonzosos relacionados con los cargos públicos valencianos y sus políticas y ningunean las opiniones de la oposición democrática. En resumen: la imparcialidad, el debate público, la independencia, la veracidad, la franqueza, la exactitud y la precisión de sus contenidos son completamente inexistentes.

En lo único en lo que puede llegar a coincidir con el libro de estilo de la BBC es en el respeto al horario infantil y la protección de los menores. Por lo tanto, su nota con respecto a la BBC sería un 1 sobre 5.

TV3: El gobierno autonómico valenciano eliminó los repetidores de este canal, con lo que se encuentra ausente en nuestras televisiones. Por tanto, este análisis comparativo será realizado desde la distancia y no con toda la exactitud que se podría desear.

En lo que respecta al horario infantil, TV3 siempre lo ha tenido en cuenta y se ha mostrado respetuosa, probablemente debido a su condición de televisión pública. También se debe a ese factor que en su parrilla no incluyan ningún tipo de programación soez, sensacionalista o que pueda ofender de algún modo a la audiencia, algo que corresponde con los valores de la BBC.

Respecto al tema de imparcialidad y pluralismo, existe un gran debate público tanto en Catalunya como en el resto de España sobre su independencia informativa y su modo de tratar los temas políticos en los informativos y en el resto de la programación. El núcleo de este debate es la cuestión lingüística. Diferentes medios afines a la derecha critican el libro de estilo de TV3, en el que excluyen totalmente la lengua castellana de su programación así como los términos de ‘nación’ o ‘parlamento’ en referencia a España, limitándolos a Catalunya. La BBC no tiene ningún debate lingüístico que resolver y por tanto no se refiere a este tema. Además, el tema lingüístico no debería tener relación con el ámbito político, a pesar de que se utilice como arma por unos y otros.

Es cierto que en determinados reportajes incluidos en la programación de TV3 puede verse reflejado cierto aire nacionalista catalán y el tono con el que es tratado el concepto de España. Eso rompería con el valor editorial de la BBC en cuanto a independencia de las instituciones, pluralismo y actuando en detrimento del debate político. Así pues, su puntuación sería de 2 sobre 5.

Antena 3: Al ser una televisión privada no tiene vínculos con las instituciones públicas. No obstante, sí que hay evidentes preferencias hacia el Partido Popular que a menudo salen a la luz en los informativos de esta cadena. También es cierto que dicha afinidad era más obvia en el pasado, cuando Sáez de Buruaga estaba al frente del informativo, en los inicios de la cadena y antes de que Telefónica la vendiese a Planeta.  Sin embargo, lo que resulta más evidente son sus intereses con empresas privadas y marcas comerciales a la hora de promocionarlas de una forma un tanto subliminal en sus informativos. Un ejemplo de este interés es la promoción de determinados restaurantes y colecciones o diseños de moda, sólo al alcance de los bolsillos más holgados.

Con todo esto, se puede decir que Antena 3 apenas cumple la premisa del debate público ni la virtud de la imparcialidad, y además sirve a intereses comerciales, lo cual es algo que la BBC rechaza rotundamente en su libro de estilo.

También resulta digna de mención la protección del menor, a menudo ausente en esta cadena. Véase culebrones juveniles como ‘Física o Química’, emitida en prime time y cuyos contenidos no son recomendables para el público hacia el que se dirige esta serie. Otro claro ejemplo es ‘El Diario de Patricia’, emitido en pleno horario de tarde, en el que frecuentemente aparecen personajes -mayores y menores de edad- aireando hechos y comportamientos poco recomendables para el público infantil. Por tanto, tampoco cumple la premisa del respeto y la protección de la infancia; por no hablar del respeto a la intimidad en ‘El diario de Patricia’ y similares, que aunque los personajes que en él aparecen lo hagan voluntariamente, dicho respeto es, como poco, cuestionable.

Apoyando esta última tesis, la inclusión en sus contenidos de programas coloquialmente conocidos como “prensa rosa” termina de negar la existencia de un respeto a la intimidad y a las conversaciones privadas, ya que los temas que tratan no son de interés público y atienden a motivaciones puramente sensacionalistas.

Valorando los valores editoriales de esta cadena, respecto de la BBC, su nota sería de 1 sobre 5.

Cuatro: Si hay algo que no cumple Cuatro por encima del resto de los valores de la BBC es la imparcialidad y la independencia en sus informativos y programas de actualidad. En ellos puede observarse una clara inclinación a favor del PSOE. No obstante, durante los últimos meses la línea editorial del medio se ha endurecido contra el gabinete del PSOE debido a la ‘guerra del fútbol’, en la que entienden que el gobierno ha favorecido a una cadena rival en la pugna por la emisión de este deporte. La fusión de Cuatro con Telecinco también ha comportado grandes cambios, como la sustitución de CNN+ por Gran Hermano 24 Horas.

Aún así, en los debates políticos emitidos en este canal siempre hay mayoría de participantes afines a la socialdemocracia y a los actos del gobierno. Las noticias tampoco se desmarcan de esta inclinación, que se evidencia en los prólogos que Iñaki Gabilondo hace a modo editorial.

En lo que coinciden con el libro de estilo de la BBC es en la protección del menor, ya que en su parrilla habitual emiten programas para todas las edades y tratan de no incluir elementos no recomendables para menores, aunque en ocasiones se les escape algún contenido sensacionalista.

En total, la puntuación de Cuatro con respecto a la BBC sería de 1 sobre 5.

Telecinco: Si las dos últimas cadenas analizadas siguen una línea distanciada de los valores de la BBC, se podría decir que Telecinco se lleva la palma. En lo que respecta a sesgo ideológico, Telecinco sería una de las cadenas que más independiente parece en cuanto a intereses partidistas, entre otras cosas porque la política no es algo que traten en profundidad, de ella sólo buscan la descalificación personal entre los contertulios. Sí que destaca en este canal el sensacionalismo, que impregna absolutamente todos los programas que emite. Empezando por los informativos, que no tienen reparos en mostrar imágenes excesivamente impactantes. Desde un charco de sangre cuando tratan un asesinato hasta el llanto de familiares cuando sufren una pérdida personal, tratando todos estos aspectos al detalle y tocando la fibra sensible del espectador, lo que atiende a la definición de sensacionalismo y ‘amarillismo’ periodístico. En este sentido, el periodismo informativo que practican carece de rigor y especula en el sentido de buscar únicamente el detalle morboso de la noticia sin profundizar en ella. Todo esto atenta por completo contra los ideales de la BBC de responsabilidad profesional, respeto a la intimidad y evitar la especulación; además de no tratar en las noticias los asuntos relevantes para el debate público.

Continuando con la tendencia del canal de no respetar la intimidad, e hilvanándola con la ausencia de respeto por la infancia, es necesario criticar el reprobable contenido de los programas “estrella” de la cadena. Nos referimos a ‘Gran Hermano’, ‘Sálvame’, ‘Mujeres, Hombres y Viceversa’ y demás emisiones cuyos contenidos incluyen elementos para nada recomendables y que pueden influir de forma negativa en el público, independientemente de su edad. Pero es especialmente preocupante el poco respeto que tienen por el horario infantil, ya que emiten imágenes de explícito contenido sexual o violento a cualquier hora del día.

Valorando la comparación entre esta cadena y la BBC, la nota de Telecinco sería de 1 sobre 5.

La Sexta: El caso de La Sexta es muy similar al de Cuatro, pero no igual. Para empezar no es igual en el sentido de que es el rival directo de Cuatro en lo que a favores del Gobierno se refiere. Ya hemos hablado de la ‘guerra del fútbol’, y eso es sólo un ejemplo del enfrentamiento Roures-Polanco. Este hecho es suficiente para contradecir el libro de estilo de la BBC, que rechaza la vinculación con cualquier institución pública o privada. No obstante, pese a este trato de favor, su línea editorial socialdemócrata no es tan explícita como en el caso de Cuatro.

Los informativos se caracterizan por su vistosidad, pero no por ello se le resta rigor al tratamiento de los temas de actualidad. Sin embargo, no siempre son temas de interés general lo que incluyen en sus informativos, a menudo se decantan por el interés humano, llegando a rozar la banalidad.

No obstante el carácter socialdemócrata es mucho más evidente en el resto de contenidos. Las cabezas visibles del canal, tales como Wyoming, el Follonero, Buenafuente, etc. desde el humor expresan sus opiniones con libertad, pero dentro de unos límites definidos: el respeto a la democracia y el pluralismo político. Dichos límites a menudo se traspasan en clave de humor mofándose de personajes de signos contrarios.

Pero lo que más dista de los valores que recoge el libro de estilo de la BBC es el respeto por la infancia. A menudo incluyen contenidos que pueden perjudicar a los menores, tales como palabras malsonantes o zappings –‘Sé lo que hicisteis’-compuestos por fragmentos de programas de otras cadenas que presentan estas características negativas. Así pues, la puntuación con respecto a la BBC británica sería de 2 sobre 5.

TeleElx: La cadena de televisión local ilicitana nació con el propósito de acercar la información local de Elche a sus habitantes. A falta de unos estatutos propios, los valores editoriales de la cadena se centran en la independencia respecto a partidos políticos y demás entidades, cosa que no parecen haber logrado. Por lo demás, TeleElx sí que ha conseguido su objetivo de elaborar una programación propia, a pesar de que esto suponga, para el espectador, una incesante repetición de programas.

A pesar de estas pequeñas deficiencias, propias de una televisión local con unos medios limitados, es posible que esta cadena local sea la que presenta unos valores editoriales más próximos al ejemplo de la cadena británica BBC. Por lo tanto, la puntuación de TeleElx respecto a ésta es de 3 sobre 5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s